El sueño de Beitia

Como aficionada al atletismo, en estos días en los que aún seguimos con la resaca de Río, no podía dejar pasar la oportunidad de escribir a cerca de Ruth Beitia.

ruth-beitia-BESA-LA-MEDALLA-DE-ORO

Tener un deportista de élite como punto de inspiración siempre es bueno. El deporte enseña valores y actitudes como la superación, la tolerancia, el trabajo en equipo, el esfuerzo o la perseverancia. Se viven muchas momentos de derrota antes de conocer el éxito y esto hace que se desarrollen capacidades para asimilar estas situaciones, reflexionar y volver a intentarlo.

Para mí, Ruth es una mujer que inspira, creo que es especial, no sólo por haber logrado ser la primera mujer atleta española en alzarse con un oro olímpico, sino también por el lado que no se ve, el que hay detrás de esas competiciones de alto rendimiento. Ser capaz de compaginar su vida de deportista de élite con los estudios de Fisioterapia primero y de Psicología después, además de su trabajo como parlamentaria de Cantabria no es sencillo, requiere mucha motivación, organización y dedicación que no todo el mundo tiene. Pero si me paro a hacer una reflexión, me doy cuenta que conozco a muchas mujeres muy polifacéticas, capaces de compaginar su vida laboral con su vida familiar, y además consiguen sacar tiempo para seguir formándose. Requiere mucho espíritu de sacrificio pero saben que es el camino necesario para poder optar a puesto directivos dentro de sus organizaciones.

Un día normal en la vida de Ruth comienza a las 7h con dos horas de estudio, de 9:30h a 13:30h cumple su jornada reducida en el Parlamento, que le permite compaginar su vida laboral con el atletismo. Entrena duro por las tardes y regresa a casa sobre las 23h. Es lo que exige la vida que ha elegido, sabe que la carrera deportiva no es para siempre y tiene que estar preparada. Vivir del atletismo es muy difícil, los salarios son insuficientes y la carrera deportiva es corta, “hay que reinventarse” para salir adelante. Un día, tu vida cambia, ya no te puedes dedicar a lo que hacías antes y tienes que hacer algo para llegar a fin de mes. Esto es lo que le ha pasado a muchas personas con la crisis económica mundial, conozco a una arquitecta que cerró su estudio y vive gracias a su blog de moda o una economista que tuvo que se vio obligada a abrir su propio negocio al darse cuenta que no la contrataban por su edad.

Ruth también ha tenido que sobreponerse a momentos amargos, como el  día que su anterior patrocinador de zapatillas decidió prescindir de ella por su edad. Para un atleta español, los patrocinadores son fundamentales en el desarrollo de una carrera deportiva. Son ellos los que hacen frente a los costes de competiciones, material, entrenamientos, etc. Quedarse sin patrocinador puede resultar en tener que renunciar al sueño deportivo. Pero Ruth no se vino abajo, todo lo contrario, buscó  y encontró otro patrocinador que creía en ella…y que no se equivocó. A veces las mujeres se decepcionan ante una discriminación, pero la solución no es la desmoralización. Se debe trabajar para que estas situaciones no se den, pero no va a ocurrir de un día para otro, es trabajo de mucho tiempo, mientras tanto, hay que levantarse y buscar otro patrocinador, quizás ese, igual que el de Beitia, tampoco se equivoque.

Juegos_Olimpicos_2016-Rio_de_Janeiro-Atletismo-Juegos_Olimpicos_149496781_14451769_1706x1280

Algo que tampoco se conoce de la atleta es su lucha por la diversidad. Le duele ver como las niñas abandonan sus actividades deportivas a muy temprana edad. Por eso, desde su posición política ha llevado a cabo proyectos para reunir a deportistas de élite y recorrer los colegios educando y motivando a estas niñas a continuar en el deporte. Cambiar hábitos desde la educación es el camino que nos llevará a una diversidad de género, lo que hará grandes a las empresas. Contar con  puntos de vista y opiniones diferentes genera mayor innovación y hacer surgir nuevas ventajas competitivas.

El ejemplo de Ruth es el de una mujer trabajadora que durante 26 años ha luchado sin cesar por un sueño que hoy ve por fin cumplido. Felicidades Ruth, lo mereces.

Otras fuentes: Publico, Princesa que no quiere ser princesa

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s