Heroína: Najat Vallaud-Belkacem

1977, una humilde niña nace en Bni Chiker, un pueblo al norte de Marruecos. Najat Belkacem es la segunda niña de la unión de dos familias del pueblo, de una abuela española y otra argelina.

Durante esos primeros años de vida Najat trabaja con su abuelo cuidando las cabras, que supone el único ingreso de la familia, y yendo a por agua en los alrededores con su hermana mayor, Fatiha. De aquí nace un vínculo de unión que será consecuencia en toda la vida de Najat. La niña beréber no conoce a su padre, él emigró a trabajar como obrero a Francia antes de que ella naciese pero la familia no pierde la esperanza de reunirse de nuevo.

 

ministrefrancechild

Tras unos años llega la gran noticia: el padre de Najat, Ahmed, ha conseguido un empleo fijo en la fabrica Renault y la niña, su hermana y su madre se trasladan al norte de Francia para reunirse con él.

Najat llega a la periferia de Amiens, al norte de Paris, con cuatro años de edad. Sorprendida, no para de mirar todo, ese mundo es muy diferente del que ella procede. -¡La gente habla de una manera muy extraña mamá!- un idioma que ella desconoce completamente. No para de observar impresionada la enorme cantidad de lo que los franceses llaman voiture (coche) y que ella jamás había visto antes. Perdida, en este nuevo entorno, lejos de casa y de sus costumbres Najat se da cuenta que para su madre y su hermana tampoco será fácil.

En la familia las funciones están muy bien definidas desde el primer día. El padre de Najat es el que se encarga de trabajar y traer el dinero a casa, mientras que la labor de la madre es cuidar de sus dos hijas y los otros cinco más que vinieron después.

Los niños son educados bajo la religión musulmana y además se les enseña a trabajar duro, tener iniciativa y agilidad. Existen reglas muy estrictas para las niñas: nada de ligar con niños y terminantemente prohibido salir de discotecas. Ante esto, Fatiha se refugia en sus estudios y los libros, su hermana le sigue los pasos de cerca, calcando su comportamiento como modelo durante todos los años de escuela.

Najat consigue la nacionalidad francesa justo cuando va a comenzar sus estudios de derecho en Amiens. Durante estos estudios empieza a conocer el Institut d’études politiques de Paris y se entusiasma con la idea de pertenecer a él. Pero uno de sus profesores le desanima alegando que ese sitio no es para ella y que es mejor que no mande la solicitud. Najat le desobedece y hace el examen de admisión,  el cual le lleva a obtener el pasaporte como estudiante de la prestigiosa escuela.

Una vez comenzado su master, Najat tiene que buscar dos trabajos para poder hacer frente a sus costes financieros. Todo su tiempo se divide entre ir a clase, los empleos y estudiar en la biblioteca, donde conoce a Boris Vallaud, un estudiante que cambiará el resto de su vida.

Boris y Najat se casan en 2005, en ese momento Najat acquiere el apellido Vallaud-Belkacem, que nace de una medida multicultural, el registro francés deja a las mujeres extranjeras combinar el apellido del marido con el paterno, dando resultado un apellido compuesto.

Los dos siguen carreras paralelas dentro de la política.  Ella en el municipio de Lyon primero, en el equipo del alcalde y de ahí da el salto al plano nacional, primero como Ministra de Derechos de la Mujer y de Deportes y luego como Ministra de Educación Nacional, Enseñanza Superior e Investigación. 

najat-vallaud-belkacem-34_5625223

Najat es una mujer valiente, segura de si misma, y un ejemplo inspirador para cualquier mujer. No le entra el miedo cuando alguien le recuerda que gestiona el ministerio que más presupuesto tiene del estado y  que está a la cabeza de 12 millones de estudiantes. Sabe que tiene mucha responsabilidad pero tiene confianza en sí misma para superar los retos a los que se enfrenta, al igual que lo estuvo durante toda su vida.

“La mejor forma de ser feliz con tu futuro es siendo parte de él. Si eres sólo un espectador, estás destinado a frustrarte”

 

La gente confía en otra gente. ¿Dónde valorar a los profesionales?

Esta semana tuve la oportunidad de asistir al III Congreso Internacional de Experiencia del Cliente de la DEC celebrado en Caixa Forum en Madrid. Como conclusión hubo muchos puntos para llevarme conmigo de este evento, pero sin lugar a duda hay uno que quiero resaltar hoy y compartir con vosotros. Se trata de una aplicación móvil con aires norteamericanos que bien podría haber sido incubada en Silicom Valley, pero no, es 100% capital español y se llama Guudjobimage

Cinco minutos después de que Bernardo y Jaime apareciesen en el escenario presentando su historia, yo ya estaba descargándome la app en mi iphone: hablemos de experiencias. 

Hace unas semanas estuve en una pizzería en el centro de Londres. La comida ere normal y el servicio el estandar británico, ni más ni menos. Pero el camarero que nos atendió consigió no sólo sacarnos unas sonrisas sino hacernos amena la espera y conseguir que hoy, tres semanas después, aún recordemos nuestra experiencia de aquel día. Jeromie era francés, lo cuál nos sorprendió bastante teniendo el cuenta el carácter de los vecinos galos. ¡La pena es que en ese momento no conocía Guudjob porque me hubiese encantado decirle públicamente que es un camarero ejemplar!

Pensad por un momento, ¿qué hacemos cuando queremos contratar un servicio? Cuando yo busco un hotel visito booking y leo sus opiniones, y a la hora de elegir un restaurante no dudo en acudir a tripadvisor y ver los mejores valorados. Pero ¿qué ocurre cuando quieres buscar un fontanero, un profesor particular o una esteticién? Lo que permite Guudjob es buscar un profesional y tener una valoración de sus clientes antes de que contrates sus servicios. Los clientes valoran a cada profesional, y aunque ahora puede darles un poco de miedo, dentro de poco serán ellos los que pedirán que les valoren.

Varios puntos de vista sobre la herramienta:

  • Como clientes: Obtenemos una  poderosa fuente para encontrar profesionales y contamos con la opinión y recomendaciones de otros clientes, lo que nos genera confianza.
  • Como profesionales:  Nos encontramos ante una fuente que nos ayuda a crear nuestra marca personal. Hoy en día, con la explosión del mundo digital y lo accesible que está la información, es importante qué reputación digital tenemos, porque internet es la primera fuente de búsqueda. Conseguir que clientes, proveedores, compañeros, o superiores nos recomienden hace crecer nuestra marca.
  • Como compañía: Recibir feedback es importante para conseguir mejorar. Con esta aplicación podemos motivar a nuestros trabajadores. Esto ya se ha demostrado en el piloto llevado a cabo en las Pastelerias Mallorca, donde se ha producido además un aumento de la productividad importante. También poder ayudar a los trabajadores y darles apoyo para afrontar los retos que le surgen en su día a día con los clientes es otro de los beneficios. Y sobre todo, ser capaces de analizar la fuerza de trabajo y aprender de aquellos que tengan mejores opiniones para replicarlo en el resto.

Pero además, Esta herramienta os ayudará a estar presentes en la vanguardia de la tecnología, una habilidad que se demanda cada día más. Y os ayudará a obtener una ventaja competitiva por haber sido “de los primeros” en usarla.