Hoy, 8 de marzo, tengo que dar las gracias a gente como mi padre

Hoy me ha llamado mi padre por teléfono a primera hora de la mañana, sabía que ya estaría despierta. Quería ser el primero en felicitarme. No, no me han dado ningún premio, ni me acaban de ascender y tampoco es mi cumpleaños. Hoy es el día internacional de la mujer.
dia-mujer-2018-iStock--300x300.jpg

Las primeras palabras de mi padre al responder al teléfono móvil me han dejaron un tanto desconcertada. Sin apenas un saludo me ha dicho: las mujeres no deberían tener los mismos derechos que los hombres”. Cuando estaba a punto de contestarle de una manera algo energúmena, el añadió: “deberían de tener muchos más, por la cantidad de años que han tenido de menos”.

Tuve la suerte de nacer en el seno de una familia con los valores muy claros, a pesar de los tiempos que corrían. Mi hermano y yo fuimos educados de la misma manera, con los mismos derechos y obligaciones, y por supuesto la misma paga. Compartimos, aprendimos juntos a respetarnos y a complementarnos el uno al otro, a sacar lo mejor del otro. Por eso, cuando alguien apoya o consiente que existan diferencias de género, cuando alguien dibujan una brecha indefendible entre el hombre y la mujer, no sólo me entristezco por mi, sino por toda la sociedad, por perderse la gran fuente de riqueza que brinda la diversidad.

Las mujeres no deberían tener los mismos derechos que los hombres, deberían de tener mucho más, por la cantidad de años que han tenido de menos.

imagenes del dia internacional de la mujer boliviana,indigena, (2).jpg

  • Soy feminista porque creo en la igualdad de derechos.
  • Soy optimista porque creo que las cosas pueden cambiar si uno cree en ellas.
  • Soy luchadora porque creo que el camino ya está definido, sólo hay que seguir recorriéndolo.

Hoy, tengo que dar las gracias a gente como mi padre, que creen que el sistema puede cambiar, que sostienen la importancia de los valores que se inculcan en la educación y que luchan por conseguir que las mujeres sean fuertes. Gracias a todos ellos por ayudarnos a perseguir nuestros derechos, por animar a todas las mujeres a que alcemos la voz. Hoy somos muchos más hombres y mujeres. Porque hoy, nuestros únicos enemigos son la pasividad y el silencio.

Como decía Virginia Woolf, la escritora británica, icono del feminismo: no hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente.

No hay barrera, cerradura ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente.

¡Feliz día Internacional de la Mujer!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s